Jugar con cochecitos con dados de rol

Carreras de cochecitos… con dados de rol

En este artículo vamos a contar cómo jugamos a carreras de cochecitos en casa con dados de rol. Y es que lo habitual es que los niños jueguen con estos coches lanzándolos a lo bestia, a ver hasta dónde llegan. Y eso en una casa básicamente consiste en ir reventándolos contra las paredes. No es nuevo: hace 30 años ya jugábamos así todos los niños: lanzándolos con todas nuestras fuerzas.

Pero hemos “inventado” un sistema más pacífico y que mis paredes están agradeciendo. También nuestros órganos auditivos, por cierto. Se juega con dados de rol y un metro (de papel o tela vale… sí, los de IKEA sin ir más lejos).

Ojo, que no es ni un sistema. Es sencillo a más no poder. Pero solo por haber conseguido que jueguen de forma más relajada, vale la pena.

Antecedentes

Tenemos un cajón lleno de los típicos cochecitos “de toda la vida”, de los que miden unos 7 cm., metálicos. Los hay que son réplicas de coches reales (debajo del juguete pone la marca y modelo del coche, normalmente). Y también hay coches de Star Wars, superhéroes Marvel… coches que no aparecen en ningún cómic ni película, pero se inventan un diseño relacionado y ale, a correr (nunca mejor dicho).

Mis padawan de 5 y 3 años (en el momento en que escribo estás líneas), como contaba antes, jugaban a hacer carreras “salvajes”, en el pasillo. Desde un extremo, lanzarlos con todas sus fuerzas hacia el otro, lógicamente impactando contra la pared (no es tan largo el pasillo).

Un día, algo agotado de tanto grito, golpe, y picaduras en la pared, saqué los dados de rol y un metro. Y empezamos a jugar a este “Dices & Cars” (no tiene nombre, pero así queda mejor).

El juego

Repito que no es ni un sistema. Es tan sencillo como ésto:

  1. Coloca el metro estirado en el pasillo o una habitación. Al final del metro, una “línea de meta” improvisada.
  2. Cada participante elige su coche.
  3. Cada participante recibe un dado, que tendrá un número de caras concreto dependiendo de la potencia ficticia de su coche. Por ejemplo, el coche de Capitán América de las fotos merece 1 dado de 20 caras, pero un sencillo Ford se conforma con 1 dado de 6 caras.
  4. Por turnos cada corredor lanza su dado, y el coche va avanzando tantos cm. como puntos ha sacado.

Y ya está, a lanzar dados por turnos hasta que uno llega.

Habréis pensado que todos los participantes querrán el dado con más caras, nadie va a elegir un coche lento a idea… bueno, en ese caso me quedo yo alguno lento, para que no sean todos rápidos. Me da igual perder y así pruebo mi suerte. Como algún día gane con uno de mis humildes turismos será muy épico.

En cuanto a los niños… el pequeño es demasiado peque y elige un dado por su color o lo bonito que es, aunque sea de 4 caras. Pobrecico. Dentro de un tiempo irá viendo lo erróneo de su elección.

En mitad de la carrera
En mitad de la carrera

Conclusiones

No he escrito este post con el objetivo de enseñaros el sistema de un nuevo juego, ya veis que no tiene nada. Lo que me apetecía contar es lo fácil que puede ser convertir un juego “bruto” en uno un poco más civilizado.

Ojo, que siguen jugando a lo bestia muchos ratos el resto del día, y me parece bien. Están en la edad. Pero algún rato de descanso nunca viene mal.

Este juego tiene además dos beneficios más:

  1. La madre y padre pueden participar fácilmente del juego. Al final el blog habla de esto: de pasar tiempo en familia, jugando especialmente. A ellos les encanta jugar todos juntos.
  2. Ejercitamiento de cálculo mental y sumas. Según la edad, puede ayudarles a entrenar sus capacidades de cálculo mental. Y es que constantemente hay que ir sumando: “si has sacado un 9 y vas por el 22, ¿hasta dónde avanzas?“.

Y ojo, que los dados de rol tienen muchas opciones más en esta línea. También los usamos para jugar con nuestras figuras de animales y dinosaurios… pero lo contaremos en otro post.

Carreras de cochecitos… con dados de rol
5 (100%) 9 votes

18 thoughts on “Carreras de cochecitos… con dados de rol

  1. Me parece una estupenda idea. Lo vamos a probar con nuestro padawan de 9. Se me ocurren ideas para introducir trampas con un segundo dado de 6 y perder turnos (se te pinchó una rueda 1 turno sin tirar) o introducir bonus extra (tu compañero ha pinchado, suma 10)

  2. Buena idea, la posibilidad de en práctica con mis chicos.
    Quizá los coches pequeños sean 2-3 dados de 6 para darle más vidilla

  3. Me recordó mi lejana infancia, Con mi tío pasabamos el verano en una playa donde no había electricidad, en su casa jugábamos a las carreras de caballos con el naipe español.

    Las sotas y los reyes se ponen a lo largo de la pista en hilera, “para que vean la carrera”, los caballos se ponen junto a la primera carta de la hilera, luego, se revuelve el resto de las cartas y se van sacando de a una.

    cada carta que se saca hace avanzar una carta al caballo que tiene el palo de la carta, la primera carta que llega al final de la pista gana la carrera.

  4. Siempre se puede dibujar en un folio un circuito de carreras con casillas estilo oca, con casillas especiales (mancha de grasa, accidente, stop and go, etc…) y que todos muevan su coche con 1D6 para que el juego esté más equilibrado

  5. Yo jugaba así a los legos y a los playmobil con mi hermano también…y esque si no siempre nos acabábamos peleando sobre quién ganaba a los piratas o a los castillos

    Había que impactar y luego herir para retirarle un pieza de armadura arma o escudo al muñeco enemigo, y cuando perdían todo “se moría”

    Desde entonces nuestros griterios y peleas bajaron en calidad

  6. Lo próximo a lo que tenéis que jugar es a “Gaslands”. Buscad el juego por si no lo conocéis. Pero cuando sean un poco más mayores 🙂

  7. se me ocurre como variante, que los coches mas potentes también tengan un dado que tengáis por ahí, donde el azar pueda penalizarlo.. no se, la idea me parece muy buena! mi niña también es mas de lanzar coches y que se choquen entre ellos, aun me queda para este Dice & Car pero me parece de lo mas interesante!

  8. Me parece una idea genial. Hiper sencilla pero muy práctica, divertida y además didáctica.
    No se le puede pedir más.
    En el post dices varias veces que no es un sistema, que no tiene nada… Pero a veces en lo simple está la respuesta a muchos quebraderos de cabeza, como el tuyo con las paredes y los ruidos.
    Enhorabuena!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Información básica sobre Protección de Datos:
Responsable: Administrador de padresfrikis.com
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.
Derechos: Tienes derecho a modificar todos los datos que tengas registrados en esta web, o a pedir su completa eliminación. Para ello, solicítalo enviando un mensaje a través del formulario de contacto.
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en la página web.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.