[ Crítica ] Cars 3

cars 3El estreno de la película Cars 3 quizás era el día más importante en la vida de mi hijo de 4 años en cuanto a temas relacionados con sus “fandoms” particulares. Puesto que desde los 2 años, es un auténtico fanático de Rayo McQueen, y llevaba meses esperando el estreno de Cars 3 (y nosotros, sus padres, con la misma ilusión de llevarle).

Pues bien: recién vista la película, el sabor de boca que nos deja es de cierta decepción. Tanto al niño como a mí. Me da pena decirlo tan claramente, pero es así.

A continuación explicamos los motivos. Ah, y va a ser un post lleno de spoilers, ya avisamos. Si no quieres spoilers, no sigas leyendo, o hazlo bajo tu responsabilidad.

Como decía, acudíamos al cine con una ilusión infinita. Mi hijo lleva, literalmente, la mitad de su vida esperando este estreno (2 de sus 4 recién cumplidos años). Y salimos algo chafados.

El planteamiento inicial

Esta película ha tenido varios trailers anteriores al estreno, algunos de ellos muy largos y que dejaban ver bastantes cosas de la trama.

Sólo viendo los trailers, se adivinaba cual era el hilo principal de la película: Rayo McQueen es ya una leyenda de la Copa Pistón con varios títulos conquistados. Llega un nuevo súper-coche de alta tecnología que amenaza con superarle. Además hay un grave accidente que parece que va a hacer que se retire. Pero una nueva entrenadora se hace cargo de Rayo y parece que va a ayudarle a recuperarse del accidente y de conseguir ganar al nuevo rival, llamado Jackson Storm.

Bueno, si era así, es una historia aceptable para lo que puede dar de sí este universo de Cars, y para agradar a sus pequeños fans. Ahora faltaba ver en el cine si se confirmaba esta historia

Desarrollo de la película

Bien, llegas al cine, empieza la película, y el planteamiento parece ser el que se adivinaba en los trailers. Efectivamente llega una nueva generación de coches ultra-rápidos y tecnológicos que empiezan a sustituir a los viejos coches de la generación de Rayo. Al final, sólo queda Rayo rodeado de los nuevos coches.

Cars 3 AccidenteTiene un grave accidente, se retira unos meses en Radiador Springs, durante los cuales Storm se convierte en el rey de las carreras, pero Rayo se recupera y decide volver a competir. Hasta ahí, lo esperado. La leyenda va a volver.

Tras una parte central basada en los entrenamientos que Rayo hace con su nueva entrenadora, Cruz Ramírez, y en los consejos que recibe por parte del viejo Smookey (fue mentor de Doc Hudson), llega la carrera definitiva, lo que llevamos esperando toda la película y todos estos últimos meses.

El planteamiento es que Rayo es más lento que Storm, simplemente no es tan avanzado. Pero la película ha dejado caer antes que no hace falta ser el más rápido para ganar una carrera, si no que se puede ganar corriendo de manera más inteligente que el rival. Es un buen aprendizaje para un niño, además.

El desenlace decepcionante

¡Volvemos a recordar que este post tiene spoilers! Sigamos.

Lo dicho: llega la carrera y piensas que Rayo va a hacer “algo” para ganar, siendo más lento que Jackson Storm. Buscando una manera alternativa, siendo más listo. Pero no.

Rayo McQueen no es capaz de ganar a Jackson Storm

Rayo no gana. Eso es lo que pasa y con lo que un niño de 4 años se queda como sensación.

Objetivamente el final sí es feliz. Rayo no gana y renuncia a intentarlo a mitad de carrera, porque se da cuenta de que ya no es capaz de ganar a estos coches tan avanzados. En cambio, se da cuenta de que su entrenadora (y corredora frustrada), Cruz Ramírez, sí que puede ganar, así que le cede su puesto en la carrera y es ella quien gana, con Rayo haciendo de entrenador, intercambiando papeles.

cruz ramirezEste es el final de Rayo, y seguramente de esta saga de películas: Rayo se retira como corredor y pasa a ser entrenador, el mentor de Cruz, al igual que anteriormente Doc Hudson (que se ha ido al “cielo de los coches”, snif) fue su mentor antes.

Vale que te alegras por Cruz, porque sí que es un personaje genial, entrañable, simpática, y a quien le has cogido mucho cariño tras haber confesado que siempre quiso ser corredora pero nunca tuvo una oportunidad, y por eso se dedicó a entrenar.

Y es que no sólo vamos a decir cosas malas de la película: Cruz es un buen personaje y te alegras por ella porque Rayo le da, de manera inesperada, la oportunidad de correr, y ella lo aprovecha para ganar en equipo.

Pero Rayo no gana la carrera, que es lo que esperábamos ver. Una carrera muy corta, además, que es otra parte de esta decepción. Y es que Cars nunca ha tenido muchos minutos de carreras, pero en esta tercera película aún menos, parece.

Nuestro final alternativo

Este es el guión modificado que yo habría dado a esta película y a la saga en total:

Rayo es una leyenda, llegan nuevos coches más rápidos. Rayo es más lento pero en un último esfuerzo y superación logra ganar, siendo más listo que los novatos.

Tras esta última victoria agónica comprende que llega el momento de retirarse y pasa a ser el entrenador y mentor de una nueva corredora, con la que hemos empatizado durante la película, mientras era ella la entrenadora y la corredora frustrada.

Y saldríamos todos tan felices. Vemos a Rayo ganar en este último duelo y cómo se retira dignamente para pasar a enseñar a otros. Todos contentos y la saga acaba con buen sabor.

Conclusiones finales

En fin, que la película tiene buenos momentos, y valores positivos como esa generosidad de Rayo cediendo su puesto a Cruz en el momento clave.

Pero mi padawan sólo quería ver a su ídolo ganando una carrera. Y no se trata de sobreproteger, ya aprenderá que las cosas no siempre salen como esperas, ni tienen los finales perfectos. Pero tiene sólo 4 años, no se preocupa demasiado aún por los valores que pueda enseñar una película. Sólo quería ver a su gran ídolo ganar una carrera y no lo ha visto.

Que vale que no es el fin del mundo ni le va a generar trauma, pero simplemente nos hacía ilusión ese otro final que habíamos esperado para su Rayo.

doc hudsonQuizás el target o público objetivo de esta película sean esos niños que crecieron con la primera película, de 2006, y ahora son algo más mayores, y puedan quedarse satisfechos viendo a Rayo retirarse mientras realiza un buen gesto y una retirada a tiempo y digna. Niños mayores que tampoco van a quedar demasiado afectados por este hecho de no ganar la carrera.

Pero creo que no costaba nada haber hecho ese final más edulcorado pensando en los niños más pequeños, pues igualmente se podía producir la retirada y relevo pero con una victoria final. Que para finales no-edulcorados ya tendrán cientos de experiencias durante el resto de sus vidas.

Esto es una opinión personal, entiendo que quienes hayáis ido con niños más mayores, o niños “menos fans” de Rayo no hayáis visto estos problemas. Es posible.

¿Alguna opinión de quienes hayáis visto esta película? Especialmente me interesa si ibáis con niños de estas edades tempranas, a ver cómo se han quedado 🙂

 

 

Published by

10 thoughts on “[ Crítica ] Cars 3

  1. Yo creo que no hace falta que gane la carrera. Cada uno tendremos una opinión diferente y querremos un final diferente.
    De hecho la saga de cars comienza perdiendo la carrera final para empujar al campeón.

    Así que creo que los creadores quieren enseñar más con moralejas que con victorias

  2. pues yo voy mañana, ya te contaré (sí, soy masoca …yo veo SPOILER y me lanzo jajaja no me afecta demasiado)

    pero no me sorprende el final que me cuentas, de hecho en la primera (por ayudar a REY) RAYO tampoco gana y le cede a CHICK la victoria

  3. Hola,
    No puedo estar más de acuerdo con crítica, ¡PERFECTA!.
    Hemos ido hoy a ver la película con mis dos hijos de 2 y 9 años, los dos amantes del mejor coche de carreras de la historia. Para nosotros no ha sido una noche agradable e incluso el mayor ha estado llorando por no ver ganar a su ídolo, desde que era muy pequeño. Creo que la película va orientada hacia niños que no conozcan o amen mucho a Rayo. Parece más un intento comercial de vender nuevos coches para los niños, DECEPCIONANTE.
    Por último decir que el final alternativo es exactamente el mismo que yo había pensando en mi cabeza, gracias por la excelente crítica .

    Un saludo.

  4. En mi caso lo vimos con mis dos hijos y un amigo. Los mayores, de 6 años recien cumplidos y súper fans de Rayo, el pequeño 2 años y medio, su primera peli de cars. Y los tres salieron emocionados y contentos. Luego preguntando al mayor si le gustó que Rayo deje a Cruz correr me dijo que sí, porque era más fácil que ganaran entre los dos y que ahora la más rápida era Cruz. Además él se quedó con que le habían dejado elegir entre retirarse y correr.
    A mi, sin ser gran fan de la saga (aunque sí de sus personajes) es la que más me ha gustado de las tres, tiene más fondo (tampoco excesivo). La primera parte de la peli se me hizo larga, pero la segunda mitad me gustó y me entretuvo y el final me gusta, me gusta el mensaje. Me gusta que un personaje femenino sea ganadora. Me gusta los mensajes que da en general, el afán de superarse, el que no todo es ganar, que puedes tener satisfacción de otra forma sin ceñirse a ser el primero, el buscar el bien de los otros (como comenta Ruth por arriba en la primera también cedió ya para ayudar a otro)… en general salí contenta. Y los peques emocionados de verdad 🙂

  5. Nosotros hemos ido hoy a verla con mi peke de casi 6 y nos ha gustado. Mi niño es un gran fan,no pudo ir a ver las 2 anteriores al cine (aunq las hemos visto millones de veces en casa) y tenía muchas ganas de esta. Durante toda la película ya dejan entrever que rayo es más lento, y si llega a ganar él al final me hubiese gustado igualmente pero me hubiera parecido el típico final de el prota puede con todo y gana si o si. Con este final le haces ver al niño q puede haber alguien mejor y que ganar no es lo más importante. El dar la oportunidad a Cruz y que tome el relevo me ha parecido acertado.
    La parte del «ocho loco» me ha encantado.

  6. De lo que va realmente la película es de un McQueen que no se entera que ha llegado al final de su carrera. Él piensa que siendo tan testarudo como siempre saldrá adelante, pero no es así. De ahí que el clímax final coincida con el momento en el cuál él se convence de la verdad, y aprovecha la ocasión para ser valiente y dar un paso al frente, dejando que Cruz compita en su lugar. La versión que propones no tendría otro conflicto que el de Cruz aprendiendo a ser una coche de carreras, el protagonismo recaería en ella y sus miedos, que en la película oficial son importantes pero secundarios. Para ver a McQueen ganar es mejor volver a ponerse Cars, la original de 2006, y sí, aunque no gana el título del campeonato, sí que gana la carrera final y de calle, aunque se detenga justo antes de cruzar la meta. A mi entender la primera sigue siendo a día de hoy la mejor, con un trasfondo y una profundidad orquestradas magistralmente. Entiendo que las expectativas generadas puedan causar frustración. Espero que mi aportación pueda ser de algún valor.

  7. Yo lo siento pero tengo alergia a Cars. No creo que correr con el coche sea lo que necesitan los niños de hoy en dia. Demasiados muertos al volante y demasiados Poligoneros Becerros del Tunning hay en el panorama juvenil actual. No vi ninguna de cars y no se las pienso poner a mi hija. Que luego igual a ella le da por verla y se engancha y no me queda otra mas que aguantarlo. Pero no sera por iniciativa mia.
    Es una mania mía, seguramente exagerada. Pero es lo que hay, cada uno tenemos nuestras cosas…

    1. Yo sólo puedo comentar el caso de mi hijo, y es que le regalaron un Rayo McQueen cuando cumplió 2 años y fue un flechazo inmediato. Le encantó y hasta hoy es mega fan.

      Por mi parte, de pequeño, yo también tuve una larga época de jugar con cochecitos, tener maletines-garaje con rampas para lanzarlos… no creo que debamos mezclar un juguete así de inofensivo con que hay canis que atropellan gente a 200 km hora.

      Si nos ponemos así entiendo que no tendrás ningún juguete bélico en casa, no pondrás Star Wars ni ninguna película con armas, que eso sí que es un objeto creado para matar, no como un coche…

  8. Precisamente una de las cosas que se penalizan en la primera parte de la saga es la velocidad sin sentido. Lo de ganar por ganar y perder el respeto está muy mal visto. Muchas lecciones para aprender, y en esta tercera entrega también las hay. Yo no ví Cars, la original, hasta que en verano de 2013 alguien nos regaló el DVD. Tuve la sensación de haber estado ignorando una gran película. Espero que un día te animes. Lo vale.

  9. Ayer vimos la película mi hijo con 5 y pico y yo, y nos encantó.

    En mi caso, él conocía básicamente los coches como productos, más que como personajes. Las otras películas las vio demasiado pequeño para entender bien la historia, y quizá ésta ha sido la primera que ha visto con atención y comprensión suficiente.

    Ya habíamos visto anuncios, y ya sabía que Rayo iba a tener problemas con coches más rápidos, y un accidente grave, así que iba prevenido. Personalmente el final me ha parecido perfecto: En ese momento ya era imposible repetir el “más difícil todavía” de las anteriores, y creo que lo han resuelto estupendamente.

    La evolución de la saga la veo igual que Toy Story: Una primera perfecta y autoconclusiva, una segunda que se olvida de desarrollar los personajes y se centra en una aventura concreta, y una tercera de despedida mucho más madura, y cinematografíamente más redonda. En este caso la lección de olvidar la obsesión con el éxito personal y centrarse en darle el paso a la siguiente generación creo que puede enseñarnos mucho a los padres 😉

    Olvídate de la tercera parte. Ved en casa mil veces la primera y la segunda (yo estoy ahora mismo con eso, por pura casualidad), y ya llegará el momento de que comprenda la tercera 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *