El suplicio de ver películas en casa cuando tienes niños

peliculas-sofa-casaVer películas en casa: una afición que a todo el mundo gusta, frikis y no frikis. Pero cuando tienes niños (sobre todo, si tienes dos, y ambos menores de 3 años, como en nuestro caso), ver una película en casa NO es una actividad para disfrutar. Es una odisea, una batalla contra el sueño, donde tienes todas las de perder.

A continuación relatamos cómo es una sesión de cine casero cuando tienes niños pequeños.

Primero tiene que darse ese extraño caso en que ambos niños duermen y no es demasiado tarde. Que es algo así como que se alineen la Tierra, Saturno y Plutón a la vez. Pero a veces pasa.

Entonces te envalentonas y dices: “¿y si nos ponemos una película, que hace mucho que no vemos ninguna en casa?“.

Genial: te preparas unas palomitas de microondas prácticamente caducadas y te pones a elegir película. “Sobre todo, que dure unos 90 minutos“, comentas con tu pareja, ya que ambos sabéis lo que va a pasar después.

Una vez elegida la película (dura más de 90 minutos porque casi todas lo hacen), os acomodáis en el sofá, tumbados uno en cada extremo, y a disfrutar.

Vale, la película lleva 5 minutos, y todo va bien. Te ves fuerte y piensas: “esta vez la voy a ver entera, del tirón“. Giras la cabeza y ahí está tu mujer, totalmente inconsciente, con la boca abierta cual buzón de Correos, semi-roncando. El primer soldado ha caído nada más empezar la contienda. “El colecho no es un buen aliado para aguantar el visionado de una película“, piensas.

Tú, viendo la película
Este eres tú viendo la película

A continuación sigue un rato de película, hasta que llega el momento en que sí que empiezas a ser consciente: tienes sueño. Tus párpados han bajado medio centímetro. Esto suele pasar entre el minuto 20 a 30 de la película. Tu primera acción al respecto es cambiar la postura. Estar tumbado es demasiado cómodo. Te sientas, lo más erguido posible. Si no, no durarás más de unos minutos.

Pasan otros 5-10 minutos y el cambio de postura no es suficiente: te mueres de sueño. Pero quieres ver la película, es tu misión. Le das a la pausa y te vas al baño, sólo por el hecho de levantarte y reactivarte un poco. Vuelves.

Sigues con la película, pasan otros 5-10 minutos en los que el sueño sigue tomando tu cuerpo. Hasta que, en un momento de lucidez, te dices a ti mismo: “¿Qué es lo que acaba de pasar en los últimos diez minutos?“. Y es que has estado tan pendiente de no dormirte, que has dejado de enterarte de la película.

Cuando te llevas a tu mujer a la cama
Cuando te llevas a tu mujer a la cama

Entonces te das cuenta de que en los últimos minutos solamente has sido un despojo humano con un ojo cerrado y el otro a medias, sentado en una postura forzada en tu sofá, con un cadáver al lado que lleva media hora durmiendo a pierna suelta. Hace rato que no te enteras de nada.

Así que por fin, lo asumes. Te fijas en el minuto de la película en el que te has quedado: “minuto 55… aunque la retomaré desde el 45, para enterarme mejor“.

Y así, resucitas a tu compañera y ambos os retiráis a la cama. Derrotados, una vez más.

Esto es solo una batalla, ¡la guerra no ha terminado!“, piensas. Aunque quizás faltan muchos años para ganarla…

THE END

pd. Este post ha sido posible gracias a los tuiteros @TyrionLannifake, @DuncanElTocho, @PapaCavernicola y @julia_iriarte y una conversación en Twitter que hemos tenido sobre este tema.

Published by

17 thoughts on “El suplicio de ver películas en casa cuando tienes niños

  1. Jajaja… Me suena, tanto la conversación de Twitter como la situación. Ese casi DOLOR de párpados al intentar evitar cerrarlos. Ese momento de tu vida en el que eres más consciente del peso de tus párpados y la falta de humedad en los ojos que de la posición exacta del resto de miembros. Qué sueño…

    Y a todo esto, ¿de dónde sacas el tiempo para escribir, editar y postear? ¿Se han dormido los dos? ¿Y te ha dado tiempo a cenar? ¿Ordenar la casa? ¿Cómo lo haces? (Lo pregunto en serio, necesito saberlo para crear el blog que pretendo de aquí a unas semanas… jejeje)

    1. Buena pregunta. Sobre las 10 ambos padawan se han enganchado a respectivas tetas maternales y he aprovechado para empezar el post. Luego Mario ha venido y ha empezado a golpear el ratón, he guardado el post para no perderlo todo y he estado un rato con él. Y hace un rato he dejado a los 3 encamados para terminar el post… y ahora sí que a la cama!

      Ánimo con ese blog! ansioso estoy! Se llamará madresfrikis.com?

      1. Jajaja… o sea, en fascículos, como las pelis y las series… xD
        Ni me había planteado ese nombre, suponía que estaría cogido 😉 Mi problema es que quiero hablar de dos “especialidades” de mi maternidad: el frikismo y los viajes. No sé cómo combinarlos ni cómo gestionar (bien) un blog. No tengo conocimientos de diseño, ni de SEO, ni Community Management ni nada de nada. Vamos, que suerte tendré si encuentro nombre y si duro 1 mes jajaja…

  2. En serio, no he dejado de reirme mientras lo leía, que real y a la vez surrealista que es todo ese momento. Además es posible que te pase el pensamiento soldado novato de “Yo aquí luchando sin apenas enterarme y mi mujer lleva media hora ya de descanso de más”

  3. A mi me encanta cuando mi marido dice eso de: ” Esta noche vemos una peli que he leído que está muy bien”. Y empezamos con el ritual de vamos, cenas y preparar las cosas para el cole. Acostamos a los dos padawan, uno de 5 años y otro de 9 meses, que casi siempre es bastante tarde y nos disponemos a ver la peli. Preparamos palomitas, al sofá con unas mantas y le damos al play.
    A los 20 min más o menos y después de tener que subir el volumen por los ronquidos, mi marido dice su mítica frase: “uy, me he dormido?, mejor me voy a la cama que no sé que me pasa”. Total que termino viendo yo la peli sola.

  4. jajajaja Ganaremos algún día esta guerra? Yo sigo intentándolo.. Hace que no veo una serie coreana.. Ains! Tengo mono. Pero es que me pasa exactamente eso, y sumale el tener que leer los subtitulos!! Me ha encantado e post, un beso!! ^_^

  5. ¡Muy bueno el post! Muy identificado. Aunque en nuestro caso ya empezamos a aguantar un poco más. Por lo menos un capítulo de una serie chula nos podemos permitir.
    Lo has descrito tal cual.

  6. Jajaj yo ni lo intento… antes de que acabe, se pone a llorar, protestar, se despierta, o se enfada o que se yo. El caso es que no me las deja acabar. SOlo veo un par de series que me gustan, y tampoco me deja..como para intentarlo con una película!

  7. Jajajajaja! Vengo directamente de la casa del Papá Cavernícola para conocer el post que surgió de una conversación twittera. Nosotros, actualmente con Habichuela en el horno, ya lo llevamos sufriendo una temporada. Por un lado porque el Mozo últimamente no da una y me pone cada película mala (pero mala, mala… mala con ganas) que o me duermo o me tengo que arrancar los ojos. Y por otro lado, porque el embarazo da un sueño narcoléptico de lo más curioso. Ya contaré mi experiencia con bebote!

    Un abrazo 🙂

  8. Buenísimo!!!! Es mi realidad de todos los fines de semana… y cuando me estoy levantando camino de la cama siempre me repito… ¡Con lo que yo he sido!

    Enhorabuena por el blog, me encanta!! He copiado la insignia en el mío!

    Un abrazo!

  9. Buenísimo!!!! Es mi realidad de todos los fines de semana… y cuando me estoy levantando camino de la cama siempre me repito… ¡Con lo que yo he sido!

    Enhorabuena por el blog, me encanta!! He copiado la insignia en el mío!

    Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *