Niños que quieren ser youtubers

el rubiusNo, no es mi caso, todavía. Mis hijos son menores de 4 años, los dos. Ven algún vídeo ocasionalmente en YouTube, pero no siguen a ningún YouTuber. Pero últimamente estoy viendo/leyendo muchos, muchísimos, casos de niños algo más mayores que le dicen a sus padres: “papá, mamá, quiero ser youtuber“. ¿Y cómo debemos reaccionar los padres ante algo así?. Aquí mi opinión.

Pero primero: ¿qué es un youtuber?

La respuesta obvia es: una persona que tiene un canal en YouTube. Los hay de cientos de temáticas distintas: recetas de cocina, humor, reseñas y partidas de juegos de mesa, moda, manualidades, etc.

Pero seguramente muchos de los niños que quieren ser youtubers, lo dicen por los que hablan de videojuegos. Sobre todo de Minecraft (tonacho, por ejemplo), o algunos más variados (Rubius y Vegetta777 son los más famosos en España).

A fecha de hoy, los últimos dos youtubers mencionados tienen 24 y 18 millones de suscriptores. Millones. Es una auténtica barbaridad. Viven de eso, y aunque no hay cifras oficiales, podemos asegurar que con sueldos muy altos.

La primera reacción de muchas madres y padres

Por lo que observo, la primera reacción de madres y padres de en torno a los 30-40 años es de miedo y rechazo, ante este fenómeno de los youtubers. Vamos a intentar cambiar esto.

Los chicos de La Mazmorra de Pacheco
Los chicos de La Mazmorra de Pacheco

Mirad: los canales de YouTube son como las series de televisión o las películas. Hay cientos de miles. Así que hay absolutamente de todo tipo. Y no me refiero sólo a la temática. Me refiero a que sean adecuados o no para nuestros hijos.

Lo único que hay que hacer es algo tan obvio y sensato como supervisar e informarnos. Yo personalmente sí que sigo a alguno de estos youtubers, aunque su público sea mayormente infantil (Tonacho) o adolescente (Rubius, Vegetta777, etc). También, ya en humor, me hacen mucha gracia los vídeos de Loulogio.

Aunque mi canal preferido no es de un youtuber “al uso”. Más bien de un grupo de amigos, los del canal La Mazmorra de Pacheco. Juegan partidas a todo tipo de juegos de mesa y rol. Lo hacen de tal manera que es muy entretenido… si te interesan esos juegos, claro. También puede ser una buena manera de decidirte a comprar un juego o no.

Info sobre algunos youtubers famosos

Si tu hijo está “enganchado” al canal de Tonacho, por ejemplo, sólo tienes que dedicar un rato a ver algunos de sus vídeos, y verás es que es un canal donde hay vídeos de partidas de Minecraft. Ya sea a modo de tutorial, o simplemente por entretenimiento. De los que yo he visto no hay nada que pueda ser perjudicial para un niño, ni el lenguaje ni las imágenes.

Gameplay de Minecraft
Gameplay de Minecraft

De hecho, tiene un amigo llamado Chincheto, con otro canal de YouTube sobre Minecraft, que es padre de una niña (Chinchetilla) con la que ya ha grabado varias partidas jugando juntos. La niña es una monada, preguntando dudas a su papá mientras va jugando al juego.

A ver, no digo que ver estos vídeos sea lo más educativo que puede hacer un niño. Pero ver algunos vídeos sueltos no tiene nada de malo. Podéis considerarlo como parte de las horas que tengan asignadas para poder ver la tele. Es como ver unos capítulos de algún dibujo animado que les guste. Pero en este caso, vídeos en YouTube. De hecho todos asumimos como normal que nuestros hijos puedan acabar viendo vídeos de gente abriendo huevos Kinder, que es bastante peor.

Respecto a Rubius, el más popular de nuestro país, que tiene en torno a 25 años si no me equivoco. Se hizo famoso con sus gameplays (es decir, vídeos donde graba sus partidas) del videojuego Skyrim. Y a partir de ahí ha probado todo tipo de juegos. Entre ellos, suele jugar a muchos de terror. Y, sin ser un canal “bestia”, sí que puede usar lenguaje “no apto” para niños a ratos, como es normal a su edad. Así que, volviendo al tema de informarnos sobre lo que ven nuestros hijos, El Rubius no sería para niños muy pequeños, pero para adolescentes… sí, pues es uno más de ellos. Yo soy un adolescente treintañero y reconozco que sí me gusta ver sus vídeos de vez en cuando (los de gameplays de videojuegos; otros no me interesan).

“Mamá, quiero ser youtuber”

Tras la introducción, podemos volver al asunto de este artículo. ¿Qué hacer si nuestro hijo o hija quiere ser youtuber?. Lo primero que diría es que prohibir puede ser la peor decisión, porque eso hará que aún pueda obsesionarse más por el tema.

Y lo segundo, que usemos el sentido común. Como en cualquier asunto relacionado con la crianza y paternidad. Y mi sentido común me dice que estaría bien seguir estas pautas tras conocer estos deseos del niño de tener su canal:

  • Hablar con el niño o niña para que te explique qué tipo de vídeos quiere hacer. Y cuáles son sus motivaciones. Si te dice que ha escuchado que siendo youtuber te conviertes en millonario, explícale que no es así. Que sólo muy muy muy pocos de ellos lo consiguen. Pero lo normal es que no sea así. Puedes poner la metáfora de los futbolistas. Cientos de miles de niños en todo el mundo juegan a fútbol en equipos de colegios o clubs, pero muy poquitos llegan a profesionales. Si queda claro que sólo será por diversión, adelante.
  • Al ser menor de edad, dejarle claro que los padres vais a ser los administradores de la cuenta (es una cuenta de Google). Y que vais a tener el control de todo lo que publique, poder borrarlo si no es adecuado, etc. Podéis crearle una cuenta de editor si ya es capaz de saber manejarla, pero con menos permisos que los administradores, que sois los padres. Como en cualquier tema relacionado con menores donde necesitan un adulto responsable de ellos.

    Los más famosos publican libros
    Los youtubers más famosos incluso publican libros
  • Dejar claro que es una afición más, y marcar un límite de horas invertidas en esta actividad. Igual que viendo la tele podemos decir: “venga, dos capítulos de estos dibujos y apagamos la tele”.
  • Comentarle, en tono amistoso, no amenazante, que si percibís que puede obsesionarse con su canal de YouTube, será mejor cerrarlo o dejarlo para más adelante, porque no puede afectar a las tareas del colegio, a otros juegos, a hacer planes familiares o con amigos fuera de casa, jugar en la calle o parque, etc.
  • Temas de seguridad. Es triste, pero hoy en día no puedes fiarte de casi nadie, así que hay que dejar claras muchas cosas. Bueno, esto dependerá de cada padre, o quizás de la edad del niño (no es lo mismo un youtuber de 7 años que uno de 16 años). Pero yo le diría que no enseñe su cara ni nada de vuestro hogar que pueda hacer adivinar dónde vivís. Y mejor si usa un nick o nombre ficticio (que es lo que hacen casi todos). Si se trata de un canal de gameplays sólo debería verse el juego todo el rato, pues los gameplays son capturas de la partida, así que no debería haber problema en esto. En general, que no cuente nada de su vida personal ni privada. Aunque como los padres vais a ver el vídeo antes de publicarlo (deberíais), esto es fácil de controlar.
  • No permitir o moderar los comentarios. Cuando tienes un canal de YouTube, puedes elegir si permites comentarios, si no los permites, o si los permites previa aprobación. Desde luego, no dejaría jamás la opción de permitir todos los comentarios sin moderar antes. En todo caso, con previa revisión por vuestra parte como administradores. O incluso no permitirlos, aunque antes de hacer esto los dejaría un tiempo abiertos previa aprobación, que igual son todos positivos. Pero hay tantos trols en el mundo, y siendo sólo niños, no hay por qué dejar que puedan pasarlo mal sólo porque un trol aburrido desde su casa quiera hacerles daño con comentarios hechos sólo para herir.

Éstas son las pautas que yo seguiría a día de hoy, aunque hasta que no me toque vivirlo en primera persona, si me toca, no podré dar más detalles desde la experiencia.

Recordad también la palabra mágica, una de mis preferidas: depende. Todo esto puede variar mucho según la edad del menor (hay un mundo de diferencia entre los 5 años donde pueden pedir algo así, y adolescentes casi mayores de edad). También deberías conocer bien a tu hijo o hija como para intentar adivinar si puede obsesionarse con su canal o realmente tomarlo como un pasatiempo más. O afectarle en el colegio o en su carácter de alguna manera. Todo hay que valorarlo en cada caso.

Conclusiones

La conclusión es que no os cerréis en el NO desde el primer momento, sin darle algunas vueltas al tema y valorar todo lo que he comentado en este artículo. Si es un pasatiempo o juego más, le dedica sólo algunos ratos sueltos, no se obsesiona, y los contenidos de los vídeos son adecuados, no veo por qué no dejarles “ser youtubers”. Por lo menos hacer la prueba un tiempo, y a ver qué tal evoluciona la cosa.

También quiero aclarar que el artículo no es para que animéis a vuestros hijos a convertirse en youtubers, por supuesto. Yo preferiría que invirtiesen su tiempo libre en otras cosas. Sólo es para intentar explicar mejor qué significa esto de “ser youtuber” y cómo gestionaría yo algo así, evitando las prohibiciones.

niño youtuberY es que puede costarnos más o menos entenderlo, pero estamos en la época en que algunos youtubers son estrellas e ídolos para los más pequeños, a la misma altura que cantantes o actores. No son más que una nueva variante de este tipo de ídolos de la infancia que todos hemos tenido.

A mí me cuesta entender que tantos miles de personas vean los debates de Telecinco sobre canis y chonis que se van enrollando todos con todas. Y me parece bastante peor que ver un rato de una partida a un videojuego, desde luego. Pero lo primero está socialmente aceptado y lo segundo parece “raro”.

También volver a recordar la importancia de conocer a cada youtuber. Los hay “sanos”, que juegan a videojuegos y enseñan sus partidas, de tal manera que son entretenidas. O que hacen vídeos graciosos sin molestar a nadie. Y también hay youtubers que son unos críos inmaduros que sí que se dedican a molestar a la gente para intentar ser graciosos, como el famoso chico del “cara anchoa”, o por dar algún nombre,

Hasta ahora decía que veo bien a Tonacho, Chincheto para niños, o Loulogio y Rubius para algo más mayores. Pero hay otros muy populares como Auronplay, Wismichu o Dalas, que desde luego jamás querría que fuesen ejemplo para mis hijos, ni quisieran tener canales como los suyos. Por lo menos, es mi opinión tras haber visto algún vídeo de ellos.

Oye, y quizás se conviertan en expertos editores de vídeos y multimedia, sería una habilidad a sumar entre sus conocimientos, ¡quizás en el futuro les sea útil!.

¡Y nada más! Que me encantaría conocer casos reales, saber si algún lector de este blog ya ha tenido que gestionar una petición así por parte de sus hijos y querer ser yotubers. ¿Qué habéis hecho?. O si no os ha pasado, ¿cómo reaccionaríais?. Los comentarios siempre son bien recibidos 🙂

Published by

9 thoughts on “Niños que quieren ser youtubers

  1. Buenas!

    Cuando he visto el título, como bien dices, lo primero que he sentido ha sido rechazo. Pero estoy de acuerdo en todo lo que expones, todo. Yo tampoco querría que me saliera por ahí el enano, pero eso es incontrolables, así que lo mejor es saber reaccionar con cabeza y no con las tripas.

    En mi caso estoy lejos de eso porque “Luke” solo tiene 10 meses, pero mi sobrino de 5 años tira mucho de videos de youtube y youtube kids y cualquier día les sale por ahí.

    Sobre todo querría resaltar cuánto aborrezco todos esos canales que se dedican a abrir juguetes, huevos kinder y demás… a los que siempre tiende a ver mi sobrino y lo único que creo que fomentan es un consumismo voraz. Es muy difícil controlar constantemente a los enanos para que no caigan en ver esos canales, porque desde bien pequeñitos saben buscarlos, y aunque le dejes viendo a Tom y Jerry, en 5 segundos que te despistes ya está poniendo él solo otro canal.

    Pero volviendo a lo de ser youtuber… cuántos de nosotros no nos grabábamos de pequeños presentando las noticias, o el tiempo… es lo mismo en una forma más moderna.

    Muy buena idea introducir estos temas para reflexionar 😉

    Enhorabuena por el blog! Te sigo hace poco y lo seguiré haciendo.

  2. No es tu caso? jejejeje pues el mio, un poco más peque que el tuyo grande, ya se ha puesto a ello….imita a la perfección a la chica de los vídeos, los no tan guays de huevos kinder que comentas XD, que a veces ve (y en castellano!! que entiende pero no habla jajajaja)

    MENCANTA el post y comparto totalmente tu postura, prohibir nunca es la mejor opción, negociar es ideal

  3. Muy interesante tu postura, que comparto al 100%.
    Yo misma digo unos cuantos canales de Youtube, algunos con un contenido cero educativo, la verdad, pero es otra nueva forma de entretenimiento.
    Y, por supuesto, hay canales muucho mejores que un mujeres y hombres y viceversa.
    Así que yo creo que las clave está en el diálogo, el interés por lo que hacen los peques y compartir aficiones e intereses para acompañarles.

  4. Buenas, acabo de toparme con este blog que no conocía para nadie mirando Twitter y bueno, es obvio que no soy muy adulto y que en un momento yo también dije lo de ser YouTuber a mis padres hace unos años. Bueno, primero la anécdota mía. Prácticamente todo lo que has dicho sobre el tema se cumplía en mi caso, excepto que nadie me controlaba, eso sí, tenía más edad que 7 años y tal. Así que en resumen, me parece que has acertado en tu caso hipotético y en la recomendación a los padres. Siguiente, para nada compararia a loulogio con rubius, este último tiene un público bastante menos maduro que lou, ya que el humor de lou es algo más intelectual por darle algún nombre. Y tienes muchísima razón con lo de Auronplay wiswichu y dalas, esa gente no debería de ser tan famosa ni tampoco tienen un humor muy bueno ni sus videos tienen un contenido lo suficientemente interesante para su éxito. Bueno, el caso es que muchos adolescentes ven mucho estos canales, y la verdad no me parece bien, pero bueno me estoy alargando demasiado y quiero hablar de muchas cosas. Por otra parte, pienso que vuestro o tu blog es bastante interesante, ya que hay muchísimos padres de la edad que habéis dicho (~40) que le tienen miedo a las tecnologías, que en parte tiene sentido, y que le compran un móvil al chaval para que se calle. Bueno, repito, me parece que no estáis muy mal informados y que podéis aconsejar medianamente bien en mi opinión.
    P.D. Un sistema de seguridad con una multiplicacion es muy triste (Tómeselo a broma)
    P. D.2 Claramente como dije al principio pero no directamente no tengo hijos, pero como lo fui hace poco, me parece que venía bien un punto de vista de alguien fuera de los padres

    1. Hola SereH, me ha hecho mucha ilusión recibir un comentario tan amplio por parte de alguien que no es padre y que (me imagino) que eres adolescente o similar. Muchas gracias! y a ver si cambio la multiplicación xD

  5. Hola me siento muy identificada con este blok ya que mi hijo me dijo exactamente eso “Quiero ser yotuber ” y tiene 9 años yo hable con el de sus obligaciones pero lo veo tan feliz cuando le dije ok yo te hago todo y tomo las decisiones de que se publica y voy a grabarte par ver como lo haces y ooooo sorpresa lo hace super bien Super super y aunque tiene 9 años lo voy hacer su canal espero poder contar mas sobre el proceso yo les contare bayyyy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *