Nuestra experiencia: primera vez en el cine con un niño de 3 años

Primer cine con 3 años
Mario entrando al cine

Hace ya año y medio, publicamos el post “¿A qué edad van los niños al cine?”. Por aquel entonces, nuestro padawan (entonces hijo único) tenía unos 7 meses. Le quedaba mucho para ir al cine, pero hicimos una pequeña “investigación” para saber, de manera aproximada, con cuántos años iban llevando otros padres a sus niños al cine.

El resultado de esa investigación fue que la respuesta era 3 años. Esa era la edad que más se repetía, buscando información sobre el tema. Así que exactamente con 3 años, recién cumplidos (sólo un par de días después de su cumpleaños) llevamos a Mario al cine por primera vez. Y unas semanas después, repetimos con una segunda película. Y aquí contamos cómo fueron las experiencias.

Por resumirlo rápido: una de cal y otra de arena. La primera vez mal/regular, la segunda genial. A continuación explicamos más detalles.

Primera vez en el cine (julio 2016)

Buscando a Dory
Buscando a Dory

La película elegida fue “Buscando a Dory“. En principio, una película para niños, hasta ahí la elección fue correcta.

Pues bien, Mario aguantó gran parte de la película bien, atento a la pantalla. Pero a falta de media hora o más, ya estaba en otras cosas. Moviéndose en su asiento, hablando, pendiente de otras cosas. No disfrutó de la experiencia totalmente, de principio a fin.

Por supuesto, no supo explicar casi nada de la película, más allá de que “había peces” y algunas imágenes o escenas sueltas que le hubiesen llamado más la atención. Pero la trama general, no, eso es demasiado complejo.

Segunda vez en el cine (agosto 2016)

Mascotas
Mascotas

Aunque su primera experiencia no fue demasiado bien, y pensábamos esperar unos meses para volver, nos animamos a volver enseguida con la película “Mascotas“, ya que varios amigos habían ido con sus hijos de 3 años y nos comentaban que muy bien, que era una película más apta para niños tan pequeños.

Y efectivamente, esta segunda vez fue perfecta. Mario disfrutó muchísimo, de principio a fin, sin pestañear. Sólo de vez en cuando comentaba cosas de la película. Al terminar, no paraba de decir que “le gustaba mucho” y de hablar de “los perritos“.

Conclusión

Si leíste este post hace unos días, te habrás dado cuenta de que está editado. Cuando lo publicamos originalmente, sólo contamos la primera experiencia, así que la conclusión era que “los 3 años eran demasiado pronto para Mario“, y decíamos que íbamos a esperar unos meses más.

Pero, como sólo un mes después hubo una segunda experiencia positiva, la conclusión cambia. Ahora me quedaría con que los 3 años (en nuestro caso) sí ha sido una buena edad para ir al cine, aunque por el momento llevemos una experiencia bien y otra mal (o regular, por no ser tan catastrofistas).

El resumen puede ser que depende de la película. Y es que, aunque sean películas infantiles, y de dibujos (o animación por ordenador), hay algunas que son apropiadas para niños de 3/4 años, otras lo serán más para 5/6 años en adelante, etc.

Un buen baremo es preguntar a otros padres, ya sean amigos, o padres que conocemos por Twitter… y ahí puedes investigar sobre películas que sean recomendables para 3 años. Ha pasado con “Mascotas“. Hemos oído tantos testimonios de padres de niños de 3/4 años que han salido encantados, que nos quedó claro que era una buena película para llevarlo de nuevo.

“Depende”

Para terminar, hay algo que siempre repetimos en estos artículos del tipo “¿A qué edad empieza un niño a…?“. Y es que esa edad siempre depende. Depende de cada niño. Cada niño tiene un ritmo. Para ver películas, para andar, para hablar, para todo. No forcemos, sólo apoyemos a los niños en su ritmo, sea cual sea.

Published by

6 thoughts on “Nuestra experiencia: primera vez en el cine con un niño de 3 años

  1. vaaaya, pero según cuentas no fue tan FALLIDA…no le resultó chocante ni traumática

    mi peque la peli de “Buscando a Nemo” no le gusta nada (y eso que el mar le encanta!! y los pecees, y siempre habla de los NEMO y las DORI) pero es que creo que es para edades avanzadas….que la madre muera nada más empezar!! (a él le agobia y eso que no lo entiende, pero quizá la música, la actitud del padre…) y no hemos llegado nunca, pero ni me quiero imaginar todo lo de la niña-mata-peces.
    vamos que son peliculas infantiles si, pero con un mensaje un taNto dramático, yo creo que más enfocadas a adultos no aptas para peques sensibles (como mi peque… o yo jajaja)

    la que si veo una película muy plana y sin sobresaltos (y eso que a mi cuando salio no me llamó NADA de NADA) es CARS
    en casa la hemos visto entera varias veces y a caxos tropecientasmilveces…eso sí mmmm CARS 2 no le ha llamado tanto, ya dicen que segundas partes…
    ya estoy esperando que estrenen CARS 3 para probar a ir al cine por primera vez…cuando es?

    1. Ah, Cars… Sin duda, la película que más veces he visto en mi vida. Mario está obsesionado. No sé cuándo es la 3, ahora Googleo!

  2. Hola, yo creo que el problema fue la película. Yo la fui a ver al cine, sin niños tengo que confesar, y la verdad es que tiene un rato que se hace pesadete porque es muy lento, si se me hizo pesado a mí imagina a un peque de 3 años que necesitan que constantemente pase algo. Nosotros nos estrenamos con nuestra peque también a los tres años (y dos meses) y fuimos a ver Mérida. Pasó un poco de miedo con los osos pero la experiencia fue buena. En estos años hemos tenido de todo, pelis que le han gustado y pelis que no, pero depende mucho del niño ya lo iréis viendo. Lo más importante que es que le guste ir al cine lo hemos logrado, le encanta, ahora tiene 7 añitos pero ya hace mucho que le decimos la cartelera y ella elige las que quiere ver y las que no, hasta está atenta cuando ve la tele por si anuncian alguna que le gusta jajaja a la semana que viene “Cigüeñas”

  3. Lo de ir al cine con el peque todavía no lo veo, aunque me tienta llevarlo a ver Cars 3 (en julio creo que sale), pero estos últimos días empezamos a ver pelis en familia. Hasta ahora no parecía durarle la concentración ni tampoco me parecía tan buena idea que estuviera tanto tiempo frente a la pantalla, así que ni probamos. Pero estos días vimos dos películas casi enteras (en días distintos) con mi peque. La cuestión es que le gustan, está super atento, entiende bastante de que va la cosa, pero…se angustia muy, muy a menudo, con pucherito y lágrimas. Es posible que las películas elegidas no sean de lo más adecuadas (mi bebé tiene 22 mesecitos), primero vimos Moana (porque nosotros no la habíamos visto, je) y es evidentemente para niños un poco mayores, pero el caso es que aunque se sorprendió un poco con alguna escena de “miedo/suspenso”, lo que más lo angustió fue que la protagonista se caía al agua (algo que pasa muchas veces). La segunda peli fue Bolt (pelis de animales son un éxito asegurado), de nuevo, está claro que es para niños más grandes. Se angustiaba cuando el perrito se caía, o se chocaba con algo, cuando lo separan de la nena y lo encierran, cuando lo encierran en la caja de encomiendas, etc. Para las escenas finales ya se había dormido, por suerte.
    Les ha pasado? debería retrasar el tema de ver pelis, elegir otro tipo de pelis (también se vio entera pero no todo el mismo día “El rey de las Vías”, con esa no hubo problemas, pero para los adultos no son muy digeribles ese tipo de pelis). Me recomiendan pelis aptas para niños sensibles?

    1. Hola, quería volver a comentar, ahora que pasó un tiempo… dos meses…un montón para un niño, al parecer. Luego de Moana y Bolt vimos el viaje de Arlo, para el cual sólo hubo un poco de puchero en la parte del final (de la despedida). A partir de entonces no tuvimos más problemas, y no tanto por la elección de las películas, sino porque evidentemente él se acostumbró al formato y ya no se angustia tanto. Le encanta mirar películas y se las mira enteras con una concentración bárbara. Ya me estoy planteando llevarlo al cine y todo. Al parecer tenemos un fanático (uno más) de los dragones en la familia. Luego de Shrek quedó alucinado. Nos estuvo contando la película como dos horas (habla muy poco, así que fue muy gracioso, era más bien un dígalo con mímica). Y entrenando a tu dragón también le gustó. En fin, quería dejar mi experiencia por si a otros padres les pasa que sus niños se angustien con las películas. Quizás es cuestión de tiempo, pero de muy poco, en algunos casos, je

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *