Relato de la primera partida de Magissa de un iniciado a rol

En este blog hablamos mucho sobre juegos de rol para niños, y en concreto, nos gusta centrarnos en intentar ayudar aquellos padres, madres, o adultos en general, que no tienen experiencia en los juegos de rol, pero quieren iniciar a sus hijos o sobrinos, jugando con ellos. Y es que jugar a rol fomenta la imaginación, la creatividad, la cooperación entre los niños y adultos que juegan. Además es divertido y fomenta el compartir tiempo en familia, jugando todos juntos.

Enfrentarse por primera vez a un juego de rol puede dar “respeto”: tiene una manera peculiar de jugar, de aplicar las reglas. No es tan cerrado como un juego de mesa, es más abierto (el límite es la imaginación), hay que improvisar, imaginar. Por eso, este tipo de artículos pretende ayudar a entender cómo se prepara y se juega una partida, para animar a dar el paso a quien aún no ha jugado (con niños, en este caso).

En este post os vamos a dejar un estupendo relato que cuenta una primera experiencia jugando a rol, en concreto al juego Magissa (lee nuestra reseña). El autor del relato es El pequeño Tasigur (@PequenoTasigur en Twitter). El autor, que nunca había jugado a rol, ni con adultos ni con niños, contó su experiencia en un hilo de Twitter. Le propuse publicarla en el blog porque creo que es una gran ayuda para quien quiera jugar a Magissa por primera vez (u otros juegos de rol para niños), sin tener experiencia en rol, y tiene miles de dudas lógicas y habituales.

Sin más, aquí tenéis la transcripción del relato de El pequeño Tasigur:


Hoy me he introducido por 1ª vez en los juegos de rol…

Ya que @Edanna, una de las autoras del libro que he usado (Magissa, rol para niños), al igual que el compañero @paupermage me pidieron mi impresión abro un hilo contando lo bien que me ha ido.

Hacía tiempo que quería enseñar a mis sobrinos a jugar a juegos de mazmorreo. Pensé en HeroQuest, pero era difícil hacerme con una copia antigua y con Descent se me iban a liar demasiado.

Así que hace un par de semanas mirando por internet encontré esto:

magissa

Yo nunca había jugado a juegos de rol y mi idea era bastante vaga sobre ellos. Aún así me hice con el libro.

He dedicado estos días a leerlo un poco (más o menos la mitad) y a ver vídeos de YouTube sobre partidas de rol y alguna conferencia. También consulté a dos amigos que sí tienen experiencia, @SanjurjoChema y Samu. Les metralleé a dudas que ilusionadamente (les gusta el tema) me respondieron.

Respecto al libro leí los apartados sobre qué es un juego de rol, creación de personajes, fichas, algunos consejos para el narrador, los combates, etc. Pero lo que más me ayudó fue una de las dos historias que traen de ejemplo, y que por cierto es la que hemos jugado hoy.

Uno de mis mayores miedos (y recordad que yo planteé el juego para niños) era quedarme sin guión, o no saber inventar un giro del mismo o situaciones nuevas que se puedan plantear. Esa historia de ejemplo me permitió tener una idea de qué debía buscar, cuánto debía durar la historia, cuantos sucesos meter, la dificultad, etc.

De hecho me creo capaz de hacer una historia desde cero mediante ese ejemplo (al menos para niños).

Debido a que era la primera vez tanto para mí como para los niños que he reclutado (mis sobrinos) no compliqué mucho la ficha con parámetros como energía, habilidades especiales y tal.

Dejé las habilidades básicas, la vida, el movimiento (sólo para que tuvieran una ligera idea de si eran rápidos o lentos), y les escribí en la ficha en qué eran buenos (sigilo, trepar, etc.). Pero no más de 10 habilidades para todos.

Dejé algunos parámetros para que los rellenaran a su gusto (fuerza, agilidad, mente…) siempre con algún límite.

Preparé dados y monedas ficticias. A cada niño le daría 5 monedas al comenzar el juego.

Dados y monedas

Para facilitar saber quién tenía cada objeto del juego sin tener que escribir mucho en las fichas creé una serie de tarjetas y las valoré de precio de forma muy básica. Me lo pasé pipa pintando e imaginando, la verdad.

Hice tarjetas de alimentos, utensilios útiles (pala, cuerdas, antorchas…), armas, armaduras (cacerolas), medicinas, pergaminos con un solo hechizo… y no podía faltar un pollo de goma al estilo Monkey Island.

Pollo de goma

También hice unas tarjetas muy “golosas” con una super arma, una super armadura y un libro completo de mago. Pero les puse un valor mayor a 19 monedas a ver qué decidían hacer (juntan 30 monedas entre todos).

Me hice con una pizarra normal que he usado un par de veces para explicar una localización determinada. Lápices, gomas, sacapuntas… ¡la vuelta al cole!.

Pizarra

Imprimí la historia y subrayé en verde pasajes descriptivos necesarios de decir. En rosa cuando los héroes deben tomar decisiones y sus posibles consecuencias.

Historia impresa

Me descargué unas 6 o 7 fotos que usaría en la introducción (donde se explica la situación de la localización inicial) para enseñárselas al explicársela y que les “entrara mejor por los ojos”. Algún bicho, un hada, ruinas…

Fotos para la partida

Mi compañía de héroes van de 6 a 12 años por lo que el juego debía no ser muy difícil pero tampoco muy light para que los grandes no se aburran.

Grupo de aventureros

Coloco al niño de 6 años entre las dos niñas de 12 para “controlarlo”.

A él le doy el papel de “enano de las minas arreglalotodo” y a ellas dos papeles de magos (elfo y unicornio), ya que son más grandes y eso de la magia es un plus. A los medianos centauro, felino y fauno.

Cuando junto a mis sobrinos suelen pasar 4 horas conmigo así que para gastar más tiempo les pido que dibujen su personaje. Eso también me ayuda a explicarles como terminar de rellenar su ficha de uno en uno.

No desvelaré mucho de la trama, pero sí que lo primero fue encauzarlos a la tienda de la aldea a gastar su dinero en comprar equipo.

Fue MARAVILLOSO

Empezaron desde querer comprar entre todos la gran armadura a pensar que era mejor un equipo más barato pero variado. Y de querer tener todos un arma a pensar que mejor si ponían todos una moneda para el mapa y algunas medicinas.

Las magos (o magas, no sé) se compraron los hechizos de “hablar con los animales” y “sanar”, dejando de lado “golpe de viento”, “rayo de fuego” y “congelar”. O sea, fuera los más bélicos.

Y empezamos la aventura

Seguí el guión con algunas cosas de mi cosecha, intentando que todos hicieran algo útil, y castigándoles si hacían una mala tirada de dados (heridas, o no conseguir sus propósitos).

Muy a menudo resolvíamos las tiradas con pruebas de habilidad (30 dados, 6 niños = dados por el suelo toda la tarde) cosa que les gustaba. Yo tiraba siempre primero para que ellos tuvieran mas emoción en su tirada. Si discutían en ver quien hacía algo pues tirada de iniciativa.

Es curioso ver las ideas que plantean sobre cómo resolver cada cosa

En una ocasión les mando acampar de noche y ellos mismos plantean hacer guardia en parejas. Pero siempre intentando que haya uno de la pareja con visión en la oscuridad.

ObjetosAvanzamos la aventura con algunos retos y encuentros hasta llegar a un punto clave (en la torre, no diré más). Los niños llevan ya dos horas jugando y se ven nerviosos, se empiezan a levantar de la mesa… hora de acampar en la torre y merendar (esto de verdad).

El libro aconseja partidas de una hora, hora y media, pero yo necesito ocupar 4 horas así que no me importa alargarla. Aprovechamos este parón para merendar y que descansen. De todas formas ya queda poco, las mecánicas están dominadas y lo aceleraré a mi gusto.

Después de una media hora retomamos para la conclusión final. No se dejan sin decir el comentario de “¿y el pollo de goma para qué lo hemos comprado?“.

Se les ve ya nerviosos así que hora de ir terminando. Quizás rápido de más para lo que había sido el desarrollo normal.

Después del cénit final (con un héroe volviendo a la aldea convertido en pato) acabo yo mismo la historia (ya no había más chicha). Algún niño pide que no se acabe ya. Otros prefieren terminarla, pero todos han quedado muy contentos y piden repetirla con sus mismos personajes.

En el futuro crearé yo mismo la historia, aunque no sé si estamos (tanto ellos como yo) preparados para meter mecánicas como energía, movimiento… creo que repetiremos en este modo más sencillo al menos unas cuantas historias.

Y fin.

Aconsejo Magissa a gente como yo, con poca o nula experiencia en el rol.

A los niños les ha encantado. Y a mí más.


Y así fue cómo El pequeño Tasilgur contó su primera experiencia con Magissa, ¿no os ha parecido maravilloso el relato?.

Enlaces de interés

Comprar Magissa

Reseña de Magissa

Listado de juegos de rol para niños

Consejos para jugar a rol con niños

Relatos de partidas de padres roleros con sus hijos

Relato de la primera partida de Magissa de un iniciado a rol
4 (80%) 3 votes

5 thoughts on “Relato de la primera partida de Magissa de un iniciado a rol

  1. Buenas
    Pues tiene buena pinta, aunque sospecho que Darío con sus 5 años no va tener paciencia. Ya sabéis que es un “culito inquieto”, pero se podría intentar.

    Lo voy a proponer en casa a ver que les parece.
    Abrazos y para la próxima un café 😉

    Chabi Angulo

  2. Hola,
    Estoy pensando en montar una para mis hijos (7 y 5). Una pregunta
    ¿cual es la historia que jugaste? ¿La balada del rey trasparente? Gracias!

    1. Saludos! Jugué “El Rey de Madera”. La sefunda historia que viene en el libro.

      Aunque incorporé algunos encuentros de mi cosecha para alargarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Información básica sobre Protección de Datos:
Responsable: Administrador de padresfrikis.com
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.
Derechos: Tienes derecho a modificar todos los datos que tengas registrados en esta web, o a pedir su completa eliminación. Para ello, solicítalo enviando un mensaje a través del formulario de contacto.
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en la página web.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.