Cómo jugar Assassin’s Creed Origins con un niño de 4 años

niño jugando playstationEn este artículo os vamos a explicar cómo jugar al videojuego Assassin’s Creed Origins con niños de 4 años (o edades similares), a pesar de ser un videojuego PEGI 18 (es decir, clasificación por edades: recomendado para mayores de 18 años).

Lo dicho en el artículo vale igualmente para el videojuego GTA V, que es incluso más inadecuado para menores de edad que el juego mencionado en el título, pues contiene asesinatos con armas de todo tipo, relaciones con prostitutas, etc. Así como otros videojuegos similares del género conocido como sandbox o “mundo abierto“.

Pero… ¿os habéis vuelto locos?

No. Seguid leyendo y lo entenderéis, antes de lapidar el artículo.

Los juegos de la saga Assassin’s Creed, GTA y otras similares se llaman de “mundo abierto” porque tienes un enorme mapa por el que te vas a poder mover libremente. Por supuesto, hay límites, pero en muchos juegos son realmente mapas enormes. A mí me encantan: puedes explorar mucho, subir montañas, nadar por mares, recorrer ciudades o desiertos, etc.

Estos juegos son PEGI 18, y es una clasificación totalmente justificada: las misiones se superan en su mayoría con violencia, asesinando a distintos personajes del juego, con distintas armas de todo tipo. En GTA se multiplica exponencialmente el contenido inadecuado, porque puedes hacer casi de todo, fuera de las misiones principales. Desde practicar algunos deportes, hacer trabajos como taxista o conductor de ambulancia… hasta contratar los servicios de prostitutas, eligiendo entre distintos servicios.

Entonces, ¿qué podría ver un niño de 4 años en juegos así?

Aquí somos defensores a capa y espada de respetar las clasificaciones PEGI (al menos, cuando realmente falte mucho para la edad recomendada). Lo hemos dejado claro en artículos como éste de aquí, o como éste otro. Y lo mismo con las películas, como cuando defendimos que Pesadilla antes de Navidad no es apta para niños pequeños, o elaborando una tabla de edades recomendadas para películas “frikis” míticas.

Por tanto, no nos hemos vuelto locos de repente. Lo que pasa es que no todo es blanco o negro. Hubo un comentario en el blog que me hizo verlo claro.

Se trata de este comentario que me dejó hace tiempo José Manuel, autor de la web Jugador Real, aunque está metido en mil proyectos más. Básicamente decía que podía jugar a GTA V o Red Dead Redemption delante de su niña pequeña, sólo en modo “exploración”, paseando a caballo o admirando paisajes.

GTA noria
En el parque de atracciones de GTA V

Y es verdad. Si no estáis familiarizados con esos juegos, os lo explico.

Están las misiones, ya sean principales o secundarias. Y en GTA o Assassin’s Creed sí, suelen ser violentas, y casi todas pasan por matar a alguien.

PERO puedes optar por NO empezar misiones, por explorar libremente el mapa. Por dar vueltas, sin más. Y aquí es donde entra el título del post. Puedes jugar perfectamente con un niño muy pequeño a estos juegos, siempre que sea en modo exploración, donde simplemente vas a pasear, dar vueltas en distintos transportes, etc. Y siempre juntos; no dejes al niño solo, no vaya a pulsar algún botón inadecuado (disparo) o empezar una misión sin querer (quien sabe).

Nuestra prueba con Assassin’s Creed: Origins

Este es mi juego más reciente, me tiene maravillado. Está ambientando en el Antiguo Egipto, en la época de Cleopatra, Julio César, etc. Entre mil opciones, tiene una que consiste en “controlar” un águila que es algo así como la “mascota” de Bayek, el protagonista.

En uno de esos ratos de controlar al águila, estaba pensando que los paisajes eran una pasada, que se veían las pirámides desde el aire… y pensé que a Mario (4 años) podría gustarle. Así que eso hemos hecho. Le he dejado el mando, le he explicado cómo se maneja (nunca ha jugado a la consola, pero en este modo sólo hay que girar el ave, vuela sola) y a jugar un rato.

Y en efecto, le ha encantado. Hemos volado sobre las pirámides, lagos, desiertos, montañas, ciudades, el faro de Alejandría, hemos visto de cerca cocodrilos e hipopótamos… y ya está. Tras un rato de “tour”, lo hemos apagado. No sé si repetiremos, no juega a videojuegos aún, pero si me pide de nuevo “ver pirámides”, no habrá problema en hacerlo, un ratito.

Y para muestra, unos pantallazos hechos por mí. Este es el tipo de imágenes que ha visto el niño:

assassins creed águila assassins creed faro Alejandría assassins creed hipopótamo assassins creed piramides

Y así, hemos jugado a Assassin’s Creed, un juego PEGI 18, con un niño pequeño. Porque sí, hemos jugado al juego, aunque no sea siguiendo las misiones, que sí que es totalmente inadecuado para sus ojos y que no pondré cuando esté presente.

Esto se puede aplicar al GTA, paseando por la ciudad, montañas, playas, etc. Y es que en estos juegos, en el modo de exploración, no va a pasarte nada, ni va a surgir la violencia de repente. Es como ese dicho de “si no te metes con nadie, nadie se mete contigo”. Entonces, si no entras en misiones, ni agredes a nadie por la calle, simplemente explorarás y verás paisajes, atardeceres, monumentos, etc.

Juegos educativos

Me recomendaron un vídeo de #WHYMAPS sobre Assassin’s Creed y su fidelidad con la historia del Antiguo Egipto, con un breve resumen muy ameno de la historia, comentarios sobre el juego… es una pasada, simplemente vedlo; vale la pena aunque sean 14 minutos:

Una de las cosas que se comenta es que es posible que lancen una “versión educativa” del juego, algo así como una versión para educadores. De manera que los niños puedan controlar al personaje para simplemente explorar los escenarios existentes en el juego (Alejandría, Memphis, pirámides) y en cada monumento, templo o lugar relevante, haya información y datos históricos interesantes.

Sin enemigos, sin misiones: solo una visita virtual por el Antiguo Egipto. ¿No es genial?. Los niños juegan a un videojuego y aprenden, todo a la vez.

Ubisoft (estudios propietarios de esta saga de videojuegos) se ha esforzado mucho por recrear bien esta época histórica así que salvo alguna licencia, aparecen muchos datos reales: personajes, lugares, acontecimientos, costumbres de la época, etc.

Actualización: Ubisoft España nos confirma por Twitter que “Tenemos preparado el modo Discovery Tour, que llegará más adelante. Con él podréis descubrir Egipto sin combates y desde un punto de vista educativo”. Así que sí, queda confirmado este modo educativo y apto para todos los públicos.

Conclusión

Que sí, podemos jugar con nuestros niños pequeños a este tipo de juegos, en modo explorar, sin violencia, y siempre juntos, no dejarles solos. Pueden aprender cosas de cada época (en Red Dead Redemption sería el Far West), maravillarse con paisajes, con los gráficos… pasamos un rato juntos y no ven nada inadecuado.

¿Vais a jugar con vuestros niños de esta manera?. A ver si probáis y me contáis.

Cómo jugar Assassin’s Creed Origins con un niño de 4 años
5 (100%) 3 votes

Published by

5 thoughts on “Cómo jugar Assassin’s Creed Origins con un niño de 4 años

  1. Muy buenas amigo, me alegro que te sirviera mi texto, ya muchas veces no sabemos cómo introducir juegos que nos gusten a los papás. Con GTA lo vi claro en cuanto vi el parque de atracciones. Ahora le estoy enseñando trabajo en equipo con juegos j-rpgs. Más adelante cuando tenga el texto acabado te cuento.

    Un abrazo.

  2. Vale. Te voy a dar la razón. De hecho, esto que cuentas lo hace mi marido con mis hijos con ese mismo juego. Sin dejarles los mando porque quiere que tengan muy claro que a ese videojuego sólo juega papá aunque les deje acompañarles e algún viaje. Ya tiene ellos sus propios videojuegos para jugar, en los que también ha violencia aunque mucho menos evidente o sangrienta (yo cada vez que les veo desmantelar pobres ciudadanos Lego así por que sí me pongo mala).
    Mi pregunta es ¿No hay un juego de mundo abierto totalmente adecuado a sus edades? Si no lo hay, ahí hay un nicho. ¿No?

    1. Yo con mi hijo juego mucho al Minecraft,tienes opcion de jugar en modo pacifico por lo que nadie te ataca y practicamente no te mueres,a menos que caigas de muy alto.Tienes tu propio mundo,recoges piedras y madera para crearte herramientas,ropa,objetos y una casa.Se que visualmente tira muy para atras comparandolo a los mega lanzamientos que vemos anualmente,pero es bastante educativo y recomendable para jugar con niños.

  3. Buena, lo primero, gracias por este blog, lo he descubierto hace poco y me parece muy acertado a mis gustos y como puedo afrontarlo con niños. Tengo un peque de 8 meses (también llamado Mario) y con la locura que siento por los videojuego (entre otras cosas), siempre me he planteado cuando llegaría el día de introducirlo en ellos y como afrontarlo. La manera que lo propones es una magnifica idea y cuando tenga una edad conveniente lo propondré así.

    Muchas gracias y un saludo

  4. Buenas,soy un nuevo lector de la web.Justo hoy escuchando un podcast en el coche llamado Fase Bonus hablaron de vosotros y me dije”En llegar a casa los busco” y aqui estoy.Justo el primer articulo que leo,muy interesante e ilustrativo,lo aprendi casi de casualidad hace unos añitos.Soy padre de 3 peques,el mayor con 6 años a heredado la aficion de su padre por las maquinitas y ya de peque siempre me cogia los mandos.Yo en su dia estaba jugando a otro Sandbox: Just Cause 2. Imaginaos un GTA,pero tu eres un mercenario y tu mision es sabotear destruyendo instalaciones militares en diversas poblaciones…Un dia jugando,pause para atender otro asunto y en volver me encuentro con el peque que me habia cogido el mando,tocando botones habia despausado y estaba dando vueltas como una gallina sin cabeza en mitad de la montaña.Como justo ya habia acabado la mision y no habia peligro que me estropeara la partida lo deje hacer,nadie iba a atacarle ni mucho menos y me hizo gracia verlo tan pequeño intentando mover el personaje de la pantalla.A dia de hoy obviamente ya tienen sus propios juegos (Ahora mismo tenemos un pique con el MInecraft bestial),pero esos fueron sus inicios:con un soldado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *